Por qué reciclamos

El reciclaje de los cartuchos de tinta y tóner es obligatorio en España desde el 15 de agosto de 2018.

Esto se debe a la ampliación de la consideración de AEE (Aparatos Eléctricos y Electrónicos), que se amplía a nuevos productos que también cumplen la definición de AEE.

En consecuencia, el Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RD RAEE) se aplica ahora también a los consumibles de impresión.

Esta ampliación afecta a nuevos productos como:

Enchufes

Motores eléctricos

Termostatos

Consumibles de impresión

Interruptores eléctricos

etc.

Fotos tomadas de la galería públicade Basel Action Network, organización sin ánimo de lucro que lucha contra los delitos medioambientales.

Conoce lo que establece la legislación

Ante la problemática del aumento de los residuos de aparatos electrónicos en los últimos años, se aprobó el Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos que deroga el antiguo de 2005 e incorpora al derecho nacional la Directiva 2012/19/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de julio de 2012; sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

• Esta legislación establece una serie de normas aplicables a la fabricación del producto y otras relativas a su correcta gestión ambiental cuando se conviertan en residuo.

• Por tanto, obliga a los productores de aparatos eléctricos y electrónicos a adoptar las medidas necesarias para que los residuos de estos aparatos sean recogidos de forma selectiva y tengan una correcta gestión medioambiental. Estas obligaciones podrán ser cumplidas de forma individual o bien a través de uno o varios Sistemas Colectivos de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP).

• A partir del 15 de agosto de 2018 se estableció una nueva clasificación con los tipos de RAEE, entre los que se incluyen cartuchos de tinta y tóner que contengan partes eléctricas.

Los consumibles con partes eléctricas pasan a considerarse AEEs con las mismas obligaciones que determina el RD 110/2015 para las máquinas.